El CV, las nuevas profesiones y la nueva forma de trabajar

En estos días en los que se han comenzado a mirar con lupa los títulos que se dicen tener, el CV ha salido fortalecido y ha dejado de ser ese papel que todo lo aguanta, porque todo no lo aguanta y enviarlo en castellano y en otro idioma mal escrito ha dejado en evidencia a algunos candidatos por lo que están optando por contratar un servicio de traducción de CV.

SÍ, porque, hasta hace poco, incluso los departamentos de RRHH de las grandes empresas animaban a maquillar ciertos puestos. Maquillar no significa mentir, ni siquiera significa esconder la realidad, sino, más bien atenuarla, encaminándola al trabajo que se quiere desarrollar en el futuro.

Durante la crisis económica, hubo toda una generación – la que se bautizaría como la más preparada – que caminaba casi a la deriva, rellenando hojas de vida con experiencias que, en realidad, habían sido insulsas, que habían supuesto más hacer fotocopias que ejercer tareas para las que habían aplicado al puesto.

A muchos les costó encontrar su sitio; otros decidieron marcharse fuera porque la asignatura pendiente de los españoles siempre ha sido el inglés. Algunos encontraron su camino allí, en sus ciudades adoptivas y otros, volvieron victoriosos, con el proficiency bajo el brazo dispuestos a comerse a cualquier ejecutivo que se les pusiese por delante.

Hoy en día, sin embargo, en el que hay una gran oferta de universitarios con máster – porque ya el máster es obligatorio -, se está dando una vuelta al sistema que tiene más que ver con la Formación Profesional.

De hecho, el Gobierno ya ha puesto en marcha sendos programas encaminados a darle el prestigio que, versus la universidad, había perdido por su escasa demanda, si bien, se tiene en cuenta que la formación profesional siempre ha sido mucho más práctica que la universitaria.

En cualquier caso, también las propias carreras están cambiando. Están surgiendo nuevas especialidades que responden a los nuevos avances tecnológicos y que tienen que ver con soluciones disruptivas como el vehículo autónomo o la digitalización de prácticamente todos los servicios, los públicos y los privados.

big data

Así pues, surgen especialidades de gamificación, de análisis big data o relacionados con drones. Al final esto tiene que ver con las profesiones del futuro, de un futuro que cada vez está más cerca y que, aunque no nos demos cuenta, está transformando todos los sectores, algunos más que otros, pero está rompiendo, por fin, con esa parálisis que ha imperado siempre en ciertas profesiones.

Porque también la forma de trabajar está cambiando. Ya, la empresa moderna y orientada al talento, no está solo implementando medidas como el teletrabajo o la flexibilidad de horarios para favorecer la conciliación, también está llevando a cabo medidas que flexibilizan el propio puesto de trabajo, las tareas que se llevan a cabo, sin que nadie sea imprescindible pero todos sean importantes y trabajen en lo que más les guste.

El cambio de paradigma, de una forma asentada, tardaremos en verlo, pero ya se están notando estas nuevas tendencias que han venido para quedarse.

You May Also Like

4 consejos de edición de fotos para que tus redes sociales tengan un aspecto mágico

Nueva Convocatoria del Máster Online Dirección de Arte en Comunicación de LABASAD

Cómo crear un bonito efecto bokeh en tus fotos sin Photoshop ni una cámara profesional

Más inteligente, más rápido y más fácil con Pixlr 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.